COMENENAL, La crisis en Seguro Social

0
CSS
Seguro Social en el Interior. Foto por el Municipio de Barú.

La Crisis de la CSS

por COMENENAL

Cumpliendo el mandato de la Asamblea de hoy se generan 3 Comunicados a toda nuestra membresía y al país. El primero de ellos muestra nuestra postura ante la Crisis y debacle de la CSS:

  1. Hace 5 semanas dimos la alerta sobre el cálculo matemático que permitía pronosticar que de seguir el rumbo de ese momento, para después de la 2ª semana de octubre se paralizarían todas las cirugías electivas, procedimientos e incluso hospitalizaciones de la CSS en todo el país.

    1. Sin esa alerta, estaríamos hoy frente a esa tragedia.

    2. Las autoridades actuales de la CSS ni siquiera lo sabían. O sea que COMENENAL les ayudo a que lo vieran.

    3. Decían tener 85% de abastecimiento.

    4. La realidad: menos de 60% de abastecimiento de medicamentos y menos de 30% de abastecimientos en Insumos Médico-quirúrgicos.

  2. Producto de esa alerta se tomaron una serie de correctivos entre los cuales destaca el acuerdo con Contraloría de la República para Compras Directas apremiantes para paliar la crisis.

    1. Estas, en el caso de los insumos medico quirúrgicos, no fueron hechas por actos públicos, sino por invitaciones directas, lo que da margen a suspicacias sobre favoritismo. O sea, se le dio un trato incorrecto a la crisis y sus medidas de excepción.

  3. Algunos asesores del gobierno han pensado que con dichas medidas se resolvía la Crisis hasta por 6 meses. Nada más falso. Nuestros cálculos, que hasta ahora no han fallado, nos permiten predecir que la CSS no llega siquiera a finalizar el año.

    1. De hecho hasta ahora nada ha cambiado en los Depósitos centrales, regionales y de grandes Unidades Ejecutoras de la CSS: En promedio 60% de abastecimiento en medicamentos y de 30% de abastecimiento en insumos médico-quirúrgicos.

  4. Durante esta Crisis ha sido evidente la incapacidad gerencial de la actual administración de la CSS para realmente ponerse a trabajar a favor de la población y los pacientes.

    1. Incapacidad manifiesta para introducir correctivos en todos los procesos de planeación, programación, selección y compra de las Tecnologías sanitarias deficitarias (medicamentos, insumos médico-quirúrgicos, reactivos de laboratorio, reactivos de imagenología, de odontología, y otros).

    2. Incapacidad para detectar a los jefes de departamento, verdaderamente responsables de la crisis: el jefe de Abastecimiento que sigue insistiendo en mentir y hablar de 85% de abastecimiento, según hizo saber el Dr. López (sub-director general) en Debate Abierto del domingo pasado cuando declaró que esa eran laas cifras del informe oficial de este jefe de departamento. Jefe de Insumos Médico-Quirúrgicos para calcular las verdaderas cantidades necesarias para el trabajo ininterrumpido de la CSS, el de Finanzas y presupuesto, que anda metiéndose en las decisiones de que comprar. Los de Ingeniería de la CSS, que intentan aprobar a tambor batiente contratos millonarios que no cumplen los mínimos criterios técnicos, lo que significa lesión patrimonial directa para la institución.

    3. Incapacidad para mantener a los jefes de departamento que si están cumpliendo con las leyes y normas que dictan la actuación correcta de los funcionarios públicos.

  5. En medio de esta crisis se han dedicado a seguir tomando malas decisiones, de las cuales hay múltiples ejemplos a denunciar:

    1. Insisten en seguir con las Primas de Productividad que han sido co-partícipes del actual desabastecimiento.

    2. Siguen insistiendo en demoler el Hospital Regional viejo de Chiriquí para hacer otro contrato para construcción de la 4ª torre.

    3. Han retrasado, a un punto de riesgo, la construcción del puente que interconecta el Hospital nuevo con el viejo. O sea que al momento de inaugurarse el nuevo, los pacientes tendrían que ser pasados de uno a otro, a través de la calle, bajo sol o lluvia. Por supuesto con paraguas. Como no son sus familiares.

    4. Han mediatizado esta construcción, queriendo amarrarla en la adenda con un contrato para la construcción de una cocina de línea fría (una técnica moderna creada en Francia, y usada en España, que aquí en Panamá esta implementada en 4 compañías de venta de alimentos, incluida Sky Chef que provee alimentos a aerolíneas). ¿Dijimos alguna mala palabra?

    5. Hemos conocido que dicho proyecto para la CSS, no cumple los criterios técnicos y especificaciones internacionales. Por ejm., a tambor batiente y presionando a funcionarios han sido aprobadas las millonarias compras para el Hospital Nelson Collado de Chitré y para el Complejo Hospitalario Metropolitano e igual intentan hacer con Chiriquí.

    6. En el caso de Chitré el contrato sería por $4.8 millones, cuando lo ofertado realmente corresponde más a una cocina de línea caliente tradicional, que no sobrepasa el valor de $0.8 millones. O sea, un sobrecosto de $4 millones. No cumple el criterio de factibilidad económica para la inversión, que según cálculos internacionales debe ser para Hospitales de al menos 400 camas para garantizar el retorno de la inversión. El hospital de Chitré tiene sólo 150 camas.

    7. En el caso del Complejo Hospitalario metropolitano AAM (que lleva el nombre de su líder, y deberían honrar), la consultoría para intentar introducir este contrato, fue hecha por un costo de $35,000. La misma compañía consultora fue juez y parte pues recomendó este contrato, y ella misma fue la beneficiada. Hubo sesiones fallidas donde los ingenieros extranjeros, no idóneos en el tema, ofendieron y denigraron al personal técnico panameño que debía dar su aval a este proyecto, bajo el silencio cómplice de autoridades de la CSS presentes, que evidentemente deseaban pasar estas aprobaciones de contratos a tambor batiente. Finalmente, y obviando a los jefes nacionales lograr torcer brazos de subjefes. Estos también deberían remojar sus barbas o faldas. Este proyecto lo valoraron en $11.8 millones. Qué casualidad, de nuevo $0.8 millones que es lo que debe costar la cocina caliente que quieren pasar como fría. O sea, katovsky por liebresky.

    8. Para lograr que estos proyectos pasaran, trajeron ante la JD de la CSS, al mismo personaje que meses pasados fue sacado de jefe de Tecnología e innovación. ¿Qué hace un personaje de esa reputación sustentando proyectos millonarios en la CSS, siendo funcionario de la misma? ¿siendo Juez y parte? ¿o ya renunció? ¿o desea que lo renuncien?

    9. Al parecer hay algunas “pequeñas deficiencias” en las especificaciones de algunas construcciones, pero debemos investigar un poco más.

    10. En el caso de la cocina de línea fría de Chiriquí, la quieren implementar sólo para las 300 camas nuevas (o sea bajo el punto de equilibrio financiero de 400 camas), duplicando así dos cocinas: la antigua que se queda en el hospital viejo y esta, obligando a doble gasto de personal y recursos (otra lesión para la CSS). Para esta “media mitad” pretenden destinar un área de sólo 700 mts2, que no alcanzan y que ni siquiera permite la circulación de los carritos de distribución y trabajar al mismo tiempo en las mesas de producción, pues se necesitan al menos 1,500 mts2. El criterio técnico emitido recomendó adecuar un área externa de + 0 – 1,000 mts2 más, a lo cual se opuso DENISA, porque “esa área es para la 4ª torre”, cuando esa decisión habían aceptado hace cuatro meses, depende del dictamen estructural del viejo Hospital, que dará en meses la UTP. Pero evidentemente ya ellos lo dan por un hecho. Hoooo y grande las ganas de destruir ¡¡¡!!!

    11. La descripción de la compañía que licita las “cocinas de línea mixta fría-caliente (algo que acaban de inventar) pero a precios de línea fría, resulta ser que es una compañía de repuestos de autos, y además al final en letra pequeña …”de servicios hospitalarios” ¿???!!!!!!

  6. Preguntamos, ¿sabrá la Junta Directiva de todo esto y de toda la triste realidad nacional de la CSS?; ¿o seguirán engañados por las cifras de abastecimiento de arriba del 85%? ¿sabrán que fueron burlados por un funcionario destituido de su cargo de sub director nacional, que evidentemente está al servicio de los intereses de una compañía que pretende ser proveedora de la CSS.

  7. ¿Qué dice a todo esto la Contraloría de la República?

  8. ¿qué dice a todos esto el presidente de la república? Que prefirió reprimir hoy a los pacientes en la vía transistmica?

  9. Ya se supo que al final, la intención es que las cocinas no cubran la demanda para así justificar la externalización de la comida hospitalaria, como sucedería en algún hospital de la CSS donde se gastarían $25,000 diarios y unos $¾ de millón mensualmente.

  10. Igual nos han dicho que la intención al final, es externalizar (privatizar) las farmacias y los laboratorios de la CSS. Sin duda eso favorecería a alguien.

  11. Ya no preguntaremos a las autoridades si están dispuestas a hacer algo. COMENENAL, tomará su puesto de batalla, para preservar la institución y contra toda intención privatizadora de ésta, o cualquier administración.

 

~ ~ ~
Estos anuncios son interactivos. Toque en ellos para seguir a las páginas de web

 

votar

Spanish PayPal button

Tweet

FB esp

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY