MOVADUP, La unidad para la movilización

0
MOVADUP
“Toda unidad debe basarse primero en la confianza…”

Ante la corrupción, crítica y unidad popular constituyente

por el Movimiento de Adecentamiento de la Universidad de Panamá (MOVADUP)

La corrupción es algo consustancial a las élites sociales y a la dirigencia política venal que de antiguo se les ha asociado. Pero ahora, lo que antes eran secretos que todo el mundo sabía, pero nadie confesaba, ahora son gritos de exhibición de desvergüenza. Antes observaban escrúpulos entre los ladrones de cuello blanco; ahora, las disputas entre ellos los hacen delatarse mutuamente mientras arrojan sus inmundicias al público.

En los años 60, la gente se levantó por la bandera mancillada en la Zona del Canal; ahora, un sobrecosto de 5 mil millones pende sobre la reciente ampliación de la Vía Interoceánica para beneficio de un consorcio dirigido por Sacyr, famoso por sus coimas internacionales. En los 80, el pueblo se indignó por el escándalo hipotecario del Seguro Social; ahora, la Junta Directiva de esa institución perdona las deudas a los que les roban las cuotas a los trabajadores; en los 90, impedimos la privatización del IDAAN; ahora, “100% agua potable” es una vacua ilusión y nos aguantamos los servicios más caros y deficientes. Hace algunos años, durante la administración de Martinelli, impedimos que nos metieran la “Ley Chorizo”, se apoderaran de las tierras indígenas y privatizaran la Zona Libre de Colón; ahora parecemos mudos ante los más graves escándalos de corrupción como los de Odebrecht y Mossack-Fonseca, en donde la oligarquía, con dos ejemplos de los abundantes casos que la caracterizan, exhibe con descaro la impunidad y la guerra verbal es más para entretener que para conducir a procesos de justicia confiables.

Así fue antes y así es ahora. Las victorias populares siempre han logrado avances, pero no han significado arrebatar las estructuras de poder a quienes las han monopolizado. Esas aguas ahora refluyen para dejar al descubierto la carroña que contamina la playa de la sociedad. Otrora, la nación cerró filas detrás de los pendones de estudiantes, gremios y sindicatos, movimientos cívicos y partidos opositores. Pero ahora, puesto que vastas dirigencias de estas organizaciones han participado o encubierto actos de corrupción y ahora se rasgan las vestiduras, ¿en qué o en quién puede confiar la población? La desconfianza popular es evidente en la baja asistencia a las protestas. La ciudadanía detecta, con razón, que las estructuras del Estado no son lo único podrido. Sospechan que hay, entre quienes los convocan, muchos elementos carentes de moral, con intereses mezquinos. En sentido contrario, ni siquiera el Consejo Académico actual de la Universidad de Panamá, institución llamada a ello por su liderazgo natural en nuestra sociedad, ha tenido valor para hacer lo correcto pronunciándose contra esta tragedia nacional de la corrupción.

En el MOVADUP, no obstante, somos optimistas, pues el mismo pueblo panameño que exhibe momentos estelares en sus luchas históricas sabrá poner en cuestión e incluso rebasar a los que pretenden hablar en su nombre, lo mismo que execrar a los que no se atreven a hacerlo, aun teniendo ese deber. Es ahí donde está el comienzo de la liberación. Toda unidad debe basarse primero en la confianza, y el MOVADUP estimulará un proceso pacífico en que sea el propio pueblo (no los actores políticos conocidos y cuestionados ni menos “comisiones investigadoras” de afuera) el que se dé los mecanismos para su propia regeneración. Como todo problema grave conlleva una solución radical, MOVADUP fomentará la unidad para la movilización en aras de la conformación de un proceso constituyente de la más amplia base originaria y popular que dé al traste con las prácticas viciosas y caducas y arrebate el poder a quienes siempre han abusado de él e inicie la regeneración nacional.

~ ~ ~
Estos anuncios son interactivos. Toque en ellos para seguir a las páginas de web

 

Spanish PayPal button

Tweet

FB esp

FB CCL

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY