opinones

Opiniones | Noticias | Inglés | Archivos

También en esta sección:
Harrington, El Canal Francés
Sogandares, El problema ignorado de la salinización

FRENADESO, Por qué decimos NO
Menéndez, Inquietudes ambientales sobre la ampliación
Carpio, El Gran Caribe Esta Semana
González Ruiz, Resistencia civil en México

 

El Canal Francés

por Kevin Harrington

 

“The French don’t care what you say, actually,

Provided you pronounce it properly”

G.B. Shaw “My Fair Lady”

Tras su lanzamiento en la Feria del Libro 2005, esta “Aventura Ilustrada de los Franceses en Panamá” constituye una valiosa contribución a la historia panameña. Escrita está, no con ese estilo con frecuencia tedioso del historiador profesional, sino vía la fluida redacción de un periodista idóneo francés, quien trabaja desde nuestro Istmo desde hace varios años. Las ilustraciones y grabados de la época cuando la champaña corría por nuestros callejones, gracias al esfuerzo y ahorro de miles de galos humildes, hacen más llevadero al racconteur que documenta ese sórdido tráfico de influencias que pareciera constituir la impronta de la forma en que nuestro país opta por ejecutar su propia vocación interoceánica.

Una pasión celta por la Verdad trasluce de cada una de 175 páginas reunidas con rigor académico por investigaciones hasta ahora poco divulgadas, comentadas con objetividad y cotejadas e intercaladas con hechos ya conocidos. Particularmente útiles en esta era de pereza intelectual resultan las 13 micro-biografías ilustradas de las principales estrellas del elenco de la tragedia gala, incluidos de ñapa T.R. Roosevelt, W.N. Cromwell, y Manuel Amador Guerrero, (aunque no de Pedro J. Sosa). Con la devoción de un senescal normando, Marc de Banville ilumina con pinceles de luces traidos de París, Nueva York, Londres, y Washington, un tapete digno de Bayeux, sombreándolo con una integridad aquí inusitada, donde muchos historiadores se sitúan demasiado cerca del bosque, como para ver bien los árboles.

Hablando de los cuales... Contiene un error sobre el papel del General Omar Torrijos respecto de la negociación de un tratado sustitutivo del Bunau-Varilla. Se le atribuye haber traído a los norteamericanos a la mesa: desconoce que Roberto F. Chiari y Miguel J. Moreno Villaláz ya en 1964 habían puesto en marcha la resolución de las causas del conflicto. Se le perdona; es comprensible en vista de que aquí ex-políticos e historiadores suelen reconstruir la realidad para disimular las humanidades de sus parientes o mecenas, o bien su participación propia, tirando al desvío al investigador serio. En las bibliotecas y archivos también desaparecen datos incómodos, y a ciertas obras le faltan ciertas páginas bibliográficas.

Y, por los vientos que soplan, luce que M. de Banville estará bien sentado para ver repetir la debacle, habida cuenta que el apuro casi indecente con que se aborda la ampliación del Canal sugiere que la historia se repetirá en espiral. Evoca la idea que aquel Proyecto que se malogró bien pudo haberse concretado, de haberse afianzado la confianza en él en la metrópoli. En Francia también se compraron políticos y periodistas al por mayor (aunque NO con fondos públicos…) y también se engatusaron a los campesinos de las cuencas francesas. La tecnología también participó de aquella propaganda de saturación: un grabado del libro muestra el uso de la “linterna mágica” (el PowerPoint decimonónico) para proyectar mapas y gráficas en la parisina Universidad de la Sorbona. Que los cálculos de la Autoridad del Canal de Panamá distan mucho de los números salidos de Washington pareciera tener antecedentes. Don Marc documenta cómo el vizconde De Lesseps rebanó el presupuesto de su Proyecto, estimado (en la”imparcial serenidad de la ciencia” del Congreso Internacional de Estudios del Canal Interoceánico de Paris) en 1,200 “millones” de francos franceses --- en mayo de 1879 --- primero a FF 840 “millones”, luego a FF 658 “millones”, y finalmente a FF 512 “millones” (dejando por fuera ciertos ítems imprescindibles), unos pocos días antes del lanzamiento bursátil tras su publicitada visita a Panamá de enero 1880.

¿“Plus ça change”?

 

 

El autor fue Asesor del Ministro del Canal

 

También en esta sección:
Harrington, El Canal Francés
Sogandares, El problema ignorado de la salinización

FRENADESO, Por qué decimos NO
Menéndez, Inquietudes ambientales sobre la ampliación
Carpio, El Gran Caribe Esta Semana
González Ruiz, Resistencia civil en México

 

Opiniones | Noticias | Inglés | Archivos

News | Business | Editorial | Opinion | Letters | Arts | Review | Community | Fun | Travel
Unclassified Ads
| Calendar | Outdoors | Dining | Science | Sports | Español | Front Page
Archives