News | Economy | Culture | Opinion | Lifestyle | Nature
Noticias | Opiniones | Archive | Unclassified Ads | Home

Vol. 15, No. 19
2 de enero, 2010

noticias

También en esta sección:
Discurso de Presidente Martinelli en la Asamblea Nacional de Diputados
Estreno de película panameña cancelado por razón de política del carnaval tableño
Festival Internacional de Artes Escénicas
Entrevista con Leonardo Boff
Repaso de los grandes temas sanitarios de 2009
Los costos del cambio climático




Informe a la nacion: seis meses de cambio
por Ricardo Martinelli B.

Hoy cumplimos seis meses de gobierno.

Todos los años, después de este discurso presidencial, la oposición dice que el mandatario vive en otro país o que describió a “Alicia en el País de las Maravillas”.

Todos los años critican todo lo hecho y dicen que nada ha cambiado.

Estos han sido seis meses de mucho trabajo y grandes cambios.

Desde el primer día, nos dedicamos a atender las necesidades más importantes del pueblo, como lo son: La canasta básica, el salario mínimo, la luz, la salud, el transporte, el empleo y la seguridad.

También nos hemos dedicado a acabar con el relajo. Recuperamos bienes del Estado, con los que maleantes creyeron poder burlarse de todos, aplicandonos el “juega vivo”.

Les habían quitado al pueblo rellenos, concesiones, tierras e instalaciones. A ellos ya les cayó el mazo.

Seis meses es tiempo suficiente para saber de qué material está hecho un gobernante y su equipo, de qué magnitud son los retos y saber que debemos mirar de frente a los desafíos que enfrentaremos.

Hoy el pueblo sabe que su gobierno está hecho de buen metal y que su presidente, electo con el 60% de los votos, ¡ni se quiebra, ni se rompe ante los problemas y adversidades!

Fui elegido para gobernar en favor de nuestro pueblo y no para cogobernar con grupos, partidos o minorías interesadas en favorecer sus intereses particulares.

Tengo un mandato de cinco años para gobernar poniendo los intereses del pueblo primero.

Me eligieron para solucionar los graves problemas del país y lograr que un mejor Panamá llegue a todos y eso es lo que estamos haciendo. En seis meses ya estamos cambiando a Panamá.

Nuestro esfuerzo principal ha estado enfocado en seis temas a los que dedico mi tiempo por entero:

Primero: El cambio en la seguridad está en marcha. Por ello, contamos con una estrategia de seguridad ciudadana que derrotará a la delincuencia en todos sus frentes, y dará calles seguras al pueblo.

No nos engañemos: la mayor parte de los delitos cometidos en el país con violencia, tienen al narcotráfico internacional como su razón principal. Cada tumbe, trae muertes violentas.

Los estamentos de seguridad están golpeando duro a esas mafias: capturándole cargamentos, destruyendo sus operaciones, incautándole recursos y fondos y encarcelándole gente.

Segundo: El cambio para tener comida barata está en marcha. Enfrentamos con éxito el costo creciente de los productos de consumo popular, para asegurarle al pueblo el derecho a tener en la mesa comida buena y barata. Hemos rebajado aranceles claves y avanza la creación de una cadena de frío que alargue la vida de frutas y verduras, mejorando sus precios.

Tercero: El cambio en el transporte está en marcha. Brindaremos al pueblo un transporte cómodo, seguro y confiable.

El MetroBus, nuestro nuevo sistema de buses, rodará desde el último trimestre de este año.

Es un paso clave en el rediseño de un sistema de transporte público que colapsó y que le roba tiempo a la vida de los usuarios.

¡No más pavos malcriados! ¡No más conductores borrachos o dopados! ¡No más regatas asesinas!

Además, dentro de tres años y medio, estará listo el Metro. En conjunto con el MetroBus, devolverá la comodidad, seguridad y confiabilidad que merecen los panameños.

Cuarto: El cambio en la educación está en marcha. Estamos asegurándonos de proveer una educación moderna, continua, de calidad y sin exclusiones para todos los panameños y panameñas. Muy pronto viene la beca universal, sin distingo de la afiliacion politica de los padres.

Quinto: El cambio en la generación de empleos, salarios justos y en la productividad está en marcha. Por ello, aumentamos el salario minimo; salimos a buscar las inversiones extranjeras que generan empleos, mejoran la economía y el ingreso de los panameños. Con los empresarios justos, encontramos fórmulas para mejorar la productividad y competitividad del país.

Sexto: El cambio de la eficiencia gubernamental está en marcha. Continuamos con el proceso de modernización del Estado panameño, para que brinde al ciudadano excelentes servicios y atención.

Todo lo anterior construye un país próspero, con equidad, desarrollo, democracia y seguridad para todos.

Pueblo panameño:

Nuestros problemas y la incapacidad de gobernar no son males de la democracia, como lo quieren explicar los que fracasaron en el intento.

Nuestros problemas son resultado del egoísmo y de la falta de voluntad.

Nuestros problemas son producto de gobernar para unos cuantos y olvidar a la mayoría del pueblo, que es para quien gobernamos.

Esto lleva a que mandatarios gobernados por grandes intereses y por cogobiernos, se ahoguen en indecisiones y en contradicciones.

Fui elegido para gobernar cambiando la forma de hacer política, conduciendo a esta nación hacia una mejor calidad de vida para todos.

Nuestro gobierno considera la política como un proceso de intercambio donde recibimos y damos.

Hace seis meses el pueblo panameño nos dio su confianza al votar por el cambio que propusimos.

Ahora le toca al pueblo recibir las soluciones a sus principales problemas.

Para nosotros gobernar es resolver los problemas del pueblo.

Los fracasados producen gobiernos que se distraen en babosadas, no resuelven los verdaderos problemas del pueblo y pierden el tiempo.

Yo no pierdo ni un segundo.

Yo gobierno enfocado y por ello tenemos 44 promesas electorales, a las que llamo “imperdonables”, porque las vamos a cumplir contra viento y marea.

Los imperdonables son el corazón del programa de nuestro gobierno y el pueblo espera que los cumplamos.

Yo les pido que me midan con esa vara. Es una vara justa, realista y responsable.

Honorables diputadas y diputados:

Llegó la hora de que los gobernantes trabajen para el pueblo y no para enriquecerse a su costa.

Por eso, escúchenme con cuidado todos los que han robado, poco a poco, el futuro y la esperanza de miles de panameños. Les tengo un mensaje fuerte y claro, de parte mía y de todos los ciudadanos decentes:

¡Ya llegó la hora de la justicia! Cada pillería, cada bribonada y cada crimen cometido contra los dineros y los derechos del pueblo, será castigado con el rigor del mazo de la Ley!

A pesar de lo que digan los políticos jurásicos, asustados por la posibilidad de que les caiga el mazo de la justicia, nosotros creemos en un Estado de Derecho implacable con los criminales.

A pesar de lo que digan los políticos jurásicos, nosotros creemos en la independencia del organo judicial.

¡Se acabaron las sinvergüenzuras! Algunos se sostuvieron y apoyaron entre sí por años, amasando sus islas de riqueza y privilegios en medio de un océano de pobreza.

Cuando se trata de delincuentes, yo no soy amigo de nadie. Aquí no hay familiares ni amigos que valgan.

A los fiscales valientes, les digo que cuentan con mi apoyo moral y admiración. No se dejen intimidar: no hay fuerza capaz de salvar a los pillos y sus cómplices de la cárcel que merecen.

Si ustedes y los jueces actúan con valor, con honestidad e independencia, en su conducta ética tendrán su premio.

En el gobierno del cambio, la justicia verdadera SI apresará a los monos gordos.

Señora Procuradora: No se deje amedrentar por quienes la nombraron. ¡Cumpla con su deber de perseguir el crimen! Usted no les debe nada a ellos. Usted sólo se debe a la justicia y al pueblo panameño.

Apreciados ciudadanos:

Justo ayer, entró en vigencia un aumento al monto del salario mínimo para todo el país. Es un cambio verdadero e histórico por ser el mayor en medio siglo.

Lo hicimos para elevar los ingresos de los trabajadores, para aumentar el poder de compra de los pobres y hacerle justicia a las mayorías.

Además, lo hicimos en estricto cumplimiento de la ley laboral panameña.

Todos los empresarios con compromiso social, entienden que buenos salarios y productividad son la ruta para mitigar la pobreza y la pobreza extrema.

Ahora tomaremos las medidas para que los vivos de siempre, no trasladen a los precios el aumento y que todo vuelva a quedar como antes.

Por otro lado, las ferias libres del gobierno se están convirtiendo en la mejor ayuda al pueblo, porque les llevamos comida de buena calidad a precios baratos.

Seguiremos luchando por el derecho de nuestro pueblo a alimentarse bien, pagando precios justos, y sin tener que sacrificar todo el sueldo en comida.

Seguiremos buscando alianzas para que distribuidores y comerciantes implementen medidas que permitan hacerle llegar a la población comida más barata y aumentar la producción nacional.

Por eso, lanzaremos un Programa Integral de Solidaridad Alimentaria.

Lo vamos a hacer con una inversión de varios millones dirigida a mejorar la calidad de la alimentación y nutrición de 50 mil familias en estado de pobreza y de pobreza extrema.

Apoyaremos con recursos a todos esos panameños empobrecidos, quienes recibirán del gobierno nacional semillas de arroz, maíz y frijoles; abonos, insecticidas y fertilizantes; pollos, gallinas, cerdos y patos para su cría y, asistencia técnica.

Pueblo panameño:

En materia de seguridad ciudadana no hemos bajado la guardia ni un sólo minuto.

Lo primero que hicimos fue subirle el sueldo a los policías. ¿¡Cómo no pagarle mejor a quienes ponen el pecho por nosotros!?

Los hemos enfrentado duro desde que empezamos a gobernar el país, pero reconozco que este ha sido el “hueso más duro de roer”.

Por años los gobiernos se hicieron de la “vista gorda” y dejaron que delincuentes se tomaran las calles y los barrios.

Se organizaron en pandillas, tienen armas, inteligencia y recursos.

Han contaminado nuestra juventud con drogas y han manchado de sangre nuestros hogares. Le han perdido el respeto a la vida.

A esos delincuentes les declaré la guerra.

Ustedes no podrán contra el gobierno, contra la policía ni contra los panameños decentes.

Lo que les espera es el hospital, la cárcel, o el cementerio.

Vamos a unir esfuerzos, usando todos los recursos que sean necesarios para derrotarlos. Y lo haremos todo por lo legal, porque la ley y la razón están de nuestro lado.

Al pueblo le pido que nos ayude: no les tengan miedo y no guarden silencio, porque en el fondo son babiecos y perdedores. Sin un arma en la mano se vuelven cobardes.

Amigas y amigos:

Permítanme compartirles algunos hechos importantes sobre nuestra economía.

En el Consejo de Gabinete realizado el 29 de diciembre pasado, se presentó y aprobó el plan quinquenal de esta administración del cambio.

Esta es la primera vez desde los años 70, que un gobierno presenta su estrategia para los próximos cinco años.

En materia económica, el plan está enfocado en la generación de empleo y el crecimiento económico, con mucho énfasis en el interior del país.

La inflación, que en el gobierno pasado llegó al 14%, ahora la tenemos controlada. En la segunda mitad del año pasado, no excedió el 3%.

La inflación más dolorosa es la del precio de los alimentos.

Desde el primer mes de gobierno sometimos a la canasta básica a medidas fuertes para que no aumentara: y lo logramos. En los siguientes cinco meses la bajamos a un 2%.

Este año nos enfocaremos en los cuatro productos que componen un tercio de tu comida diaria: arroz, pollo, leche y porotos.

En cuanto al desempeño de la economía durante el año pasado, estimamos que tuvimos un crecimiento del 3%. ¡Es una cifra que revela poco, si no tomamos en cuenta la crisis mundial!

La economía panameña continúa creciendo más que la de Latinoamérica como conjunto; incluso, crecimos más que varios países desarrollados.

Esto es fruto de las políticas económicas de verdadero cambio que hemos implementado. No estamos conformes con eso. En el 2010, Panamá crecerá 5.2%.

Todo lo anterior relacionado con la economía y la inflación, tiene un mérito especial, porque hemos diseñado y puesto en ejecución una política fiscal respetuosa de los compromisos suscritos en la Ley de Responsabilidad Fiscal y mantenemos el déficit por debajo del límite que la ley exige.

Honorables diputadas y diputados:

Voy a referirme a aspectos claves del sector social.

Estamos enfocados en la formación de capital humano y en la inclusión social.

Hemos dado vida a la promesa de 100 a los 70, que llevó alivio a los mayores de 70 años sin jubilación y a sus familiares.

Como parte del plan quinquenal, contemplamos la programación financiera para los años 2010-2014 en la que incluimos:

  • El Metro,

  • La beca universal y los útiles escolares gratis,

  • Ocho nuevos hospitales y 34 nuevos MINSA-CAPSI,

  • La cadena de frío y mucho más….

Nuevamente, llamo a los empresarios a que sean sensibles ante el dolor de miles de compatriotas y comprendan que pagar impuestos y tributar con honestidad contribuye a la salud, el transporte y la educación

En total, invertiremos más de 13 mil millones en obras físicas sin dejar de cumplir cabalmente con la Ley de Responsabilidad Social y Fiscal.

Esto dará frutos en el año 2013, donde lograremos un superávit fiscal.

Dentro del área social, quiero dedicarle una mención especial a la educación.

Lo más importante es asegurar una educación moderna y continua, sin excusas y de alta calidad en sus contenidos curriculares.

La educación de los panameños no merece ser rehén de huelgas y paros injustificados.

Quiero que todos los niños y jóvenes salgan preparados al mundo laboral en igualdad de condiciones. No quiero exclusiones. Quiero que triunfe el mejor y no el que más tiene.

En este recinto, hoy, les doy una noticia importante: dentro de dos meses, este gobierno entregará.

A ochocientos mil estudiantes útiles escolares gratis, uniformes gratis y libros de texto gratis.

Nosotros prometemos y cumplimos. ¡Ese es el verdadero cambio!

Amigas y amigos todos:

Yo si tengo los pies en la tierra y se que Panamá no es “Alicia en el País de las Maravillas”.

Lo se porque le doy la cara a los problemas y los resuelvo paso a paso. eso he hecho toda mi vida. en eso invierto todas mis energías.

Ya han pasado seis meses y estoy clarito.

Nadie me echa cuentos.

Las cosas sí se pueden hacer.

En mi gobierno, nadie tiene asegurado un puesto político; del mismo modo, ningún panameño o panameña tiene las puertas cerradas para acompañarme a construir cambios.

En el camino haré ajustes y fortaleceré al equipo convocando a nuevos y mejores talentos.

A todos en mi gobierno les digo que la locomotora del cambio está en marcha, a toda velocidad.

“Al mnistro que se duerma en su vagón... lo dejará el tren”. No voy a esperar a nadie. El pueblo lleva demasiado tiempo esperando.

Panameño:

Soy Ricardo Martinelli: el presidente de todos, por mandato de la mayoría y estoy aquí para servirte.

Seguiré caminando en los zapatos del pueblo, construyendo el verdadero cambio.

Muchas gracias por tu confianza y por tu respaldo, en estos primeros seis meses.

No he descansado ni descansaré un solo segundo hasta que un mejor Panamá llegue a todos.


También en esta sección:
Discurso de Presidente Martinelli en la Asamblea Nacional de Diputados
Estreno de película panameña cancelado por razón de política del carnaval tableño
Festival Internacional de Artes Escénicas
Entrevista con Leonardo Boff
Repaso de los grandes temas sanitarios de 2009
Los costos del cambio climático


News | Economy | Culture | Opinion | Lifestyle | Nature
Noticias | Opiniones | Archive | Unclassified Ads | Home



Tankless Water Heaters --- http://www.eztankless.com/
Panama Hotel: Luxury apartment rentals in Casco Viejo, Panama City
Panama Real Estate: Original travel and investment articles on The Panama Report
Make the Executive Hotel your headquarters in Panama City
Find the boat of your dreams through Evermarine


© 2009 por Eric Jackson
Todos Derechos Reservados
Los contribuyentes retienen los derechos de autor de sus obras

email:  editor@ThePanamaNews.com ó

e_l_jackson_malo@yahoo.com

celular: (507) 6-632-6343 

dirección de correos:
Eric Jackson
att'n The Panama News
Apartado 0831-0-0927 Estafeta Paitilla
Panamá, República de Panamá