News | Economy | Culture | Opinion | Lifestyle | Nature
Noticias
| Opiniones | Alternativa con Miguel Antonio Bernal
Archive | Unclassified Ads | Home

Vol. 16, No. 12
  8 noviembre, 2010


opiniones

También en ésta sección:
Harrington, La verdad tras el cambio
Comunicado, Encuentro Nacional de Pastoral Indígena
HREV, Informe sobre la elección de las autoridades en la Comarca Ngäbe–Buglé (PDF)
Palma, En Panamá temen mayores violaciones a los derechos humanos
Gandásegui, Renán Esquivel y salud igual para todos
Amnistía Internacional, El ataque contra una iglesia católica de Bagdad es un delito de guerra
Boff, Desafíos para la presidenta Dilma Rousseff
Goodman, Medios ricos y democracia pobre
Instalan Tribunal Centroamericano de Justicia Climática
Guaglianone, Latinoamérica: las derechas defienden sus intereses
Almanaque Azul, ¿Qué hay de malo con las granjas atuneras?
Lima & Cavalcanti, La victoria de Dilma Rousseff
Peron, La Bolsa Traducción en Brasil
Petras, Terrorismo de estado en nombre de la paz en Colombia
Vivas, Hacer negocio con la comida
Reporteros Sin Fronteras, Duro golpe a las radios comunitarias mexicanas
FRENADESO, En los desfiles de 3 de noviembre
Presidencia, Martinelli en el Desfile de Mil Polleras


En Brasil:
Bolsa Traducción e Industria Editorial
por Bruno Peron

Dentro de la copiosa producción literaria brasilera, sólo una ínfima parte de los autores se hacen conocer a nivel nacional y menos aún fuera de las fronteras del país. Las industrias editoriales seleccionan aquellos de mayor potencial para aumentar las ventas en el sector. Afortunadamente existen políticas públicas que impulsan a los de menor potencial, que no por eso dejen de tener calidad.

El Ministerio de Cultura, a través de la Fundación Biblioteca Nacional, creó el Programa de Apoyo a la Traducción de Autores Brasileños, cuyo objetivo es ampliar la presencia de escritores brasileros en el mercado editorial internacional. El Ministerio dedicó R$ 364 mil para este Programa en 2010 a fin de incluir varios géneros literarios, autores menos conocidos y de diversas regiones.

La "Bolsa Traducción" que se dirige a editores nacionales y extranjeros es como acuñó el Programa que tiene como objetivo introducir otros autores brasileros en un circuito privilegiado. Las traducciones al español, francés, alemán, inglés, etc. difunden expresiones de culturas nacionales en contextos dónde somos tendencialmente estereotipados.

Extranjeros de distintos países tienen interés en nuestras expresiones culturales, pero el idioma portugués es para muchos una barrera infranqueable. Por tanto las traducciones despiertan la curiosidad en nuestra producción científica y en la de ficción, que es tan merecedora como la de autores de países más desarrollados técnicamente.

Debemos resistir la presión de descalificación de nuestra ciencia, nuestra cocina y nuestro idioma. Parte de esa presión se ejerce mediante la primacía del inglés en las publicaciones en revistas arbitradas, la adopción de hábitos alimenticios fútiles y nocivos, el lenguaje de extranjerismos en los "delivery" de pizzas y los "drive tours". El programa "Bolsa Traducción" insiste en el fortalecimiento y la divulgación de lo propio antes que nuestras obras no necesiten más de traducciones. Con esto no se predica el rechazo a lo extranjero, que es parte de la disposición acogedora del Brasil, sino la defensa de la soberanía cultural y lingüística que nos caracteriza como brasileros.

Es preciso realizar el sueño de un mundo en que los pequeños escritores también tengan oportunidad de exportar otras visiones además de las de media docena de escritores privilegiados.

La Feria del Libro de Frankfurt homenajeará al Brasil en 2013 con la oferta bibliográfica en un stand de 2.500 m2, lo que impulsa este segmento del mercado editorial. La Feria escoge desde 188 un país por año para presentar su producción literaria. Recuérdese que en 1994 Brasil ya había participado, ahora tendrá una nueva oportunidad. Esto representa un nuevo presente del cielo. Una crítica que surge es que la infraestructura (financiera, humana, etc.) de Brasil para la Feria de Frankfurt responde a una política que no es la nuestra. El país debería ser por el contrario el agente promotor de las políticas culturales que nos divulguen en el exterior, por ejemplo con el fortalecimiento de los Centros de Estudios Brasileros (CEB).

Cuando aumenta la lectura de libros de nuestros autores y el interés de los extranjeros en Brasil, ellos vienen al país y financian el turismo, generan empleos en el sector y anulan las impresiones falsas que se tienen de Brasil en el exterior. El gobierno de Colombia propone una política cultural en canales internacionales de televisión, como en CNN (Cable News Network) arriesgándose a fijar estereotipos y decir que en aquel país, el único riesgo es que el turista se quiera quedar.

Este programa gubernamental que incentiva la traducción de libros brasileros financia también a editoras extranjeras que por extensión, incluyen otros escritores nacionales. La cuestión es: ¿Si la producción literaria es buena, por qué no divulgarla a un universo más amplio de lectores? El Programa de Apoyo a la Traducción de Autores Brasileños introduce a nuestros escritores en un círculo de inconmensurable relevancia. Es una alegría adicional para el escritor saber que su libro es leído en ultramar en otro idioma.

Estados Unidos y Francia divulgan sus culturas y fortalecen sus identidades con las artes visuales. El cine estadounidense es una industria próspera del sector cultural que incluye otros intereses de este país, inclusive los militares. No es de extrañar que turistas brasileros paguen caro y se queden horas en colas del consulado de EEUU en San Pablo para sacar una visa de viaje a ese país.

Las políticas del Ministerio de Cultura para el sector editorial por tanto, hacen mucho más que dar una bolsa de algunos millares de reales para que se traduzcan autores brasileros. Es un servicio de divulgación de Brasil en el exterior, que a mediano y largo plazo se convertirá en ganancia para otros sectores nacionales, como el del turismo.

Toda la cadena (producción, circulación y consumo) de la industria editorial recibe beneficios de un programa como éste, desde los derechos de autor del escritor hasta la publicidad de la obra. La cultura es el pilar de las políticas públicas en países que toman al ser humano en serio.


También en ésta sección:
Harrington, La verdad tras el cambio
Comunicado, Encuentro Nacional de Pastoral Indígena
HREV, Informe sobre la elección de las autoridades en la Comarca Ngäbe–Buglé (PDF)
Palma, En Panamá temen mayores violaciones a los derechos humanos
Gandásegui, Renán Esquivel y salud igual para todos
Amnistía Internacional, El ataque contra una iglesia católica de Bagdad es un delito de guerra
Boff, Desafíos para la presidenta Dilma Rousseff
Goodman, Medios ricos y democracia pobre
Instalan Tribunal Centroamericano de Justicia Climática
Guaglianone, Latinoamérica: las derechas defienden sus intereses
Almanaque Azul, ¿Qué hay de malo con las granjas atuneras?
Lima & Cavalcanti, La victoria de Dilma Rousseff
Peron, La Bolsa Traducción en Brasil
Petras, Terrorismo de estado en nombre de la paz en Colombia
Vivas, Hacer negocio con la comida
Reporteros Sin Fronteras, Duro golpe a las radios comunitarias mexicanas
FRENADESO, En los desfiles de 3 de noviembre
Presidencia, Martinelli en el Desfile de Mil Polleras





Panama Vacations
Tankless Water Heaters --- http://www.eztankless.com/
Panama Hotel: Luxury apartment rentals in Casco Viejo, Panama City
Panama Real Estate: Original travel and investment articles on The Panama Report
Make the Executive Hotel your headquarters in Panama City
Find the boat of your dreams through Evermarine





© 2010 by Eric Jackson
All Rights Reserved - Todos Derechos Reservados
Individual contributors retain the rights to their articles, photos or videos

email: editor@thepanamanews.com or

e_l_jackson_malo@yahoo.com

Cell phone: (507) 6-632-6343

Mailing address:
Eric Jackson
att'n The Panama News
Apartado 0831-00927 Estafeta Paitilla
Panamá, República de Panamá