Las exoneraciones de impuestos para Corozal

0
Diablo / Corozal port
Ya hay unos cuantos en la competencia para la licitación.

Las exoneraciones de impuestos para los puertos de Corozal

entrevista realizada por Carlos Núñez L. a Arnoldo Videla D.

“Hablando de exoneraciones de impuestos y de la política pública de incentivar las inversiones en la construcción de puertos del Canal.”

¿Cree Ud. que es válida actualmente?

La política de exoneración de impuestos, en concesiones para desarrollar proyectos que se consideran claves o de importancia para la economía de un país o una región, es un instrumento ampliamente utilizado por gobiernos en todo el mundo.

Su propósito de incentivar las inversiones da generalmente los resultados económicos esperados. Una característica muy importante es que dichas exoneraciones son por plazos muy cortos, transitorios, pues son ingresos que deberían recibir los Estados y ser destinados a otros usos prioritarios.

Por ello se consideran un sacrificio fiscal momentáneo con buenos propósitos claramente definidos.

La experiencia mundial en países de bajo y mediano desarrollo es perversa, ya que al pasar el tiempo, esos dineros son utilizados para generar sobreganancias de transnacionales y empresas locales asociadas.

Panamá no escapa de esta realidad y la vemos reflejada en nuestros puertos en el Canal y ahora se insiste en usar la política de exoneraciones en el proyecto de puerto en Corozal.

Sin duda que lo fue cuando revirtieron los bienes y terrenos de la que fue la llamada Zona del Canal. Los puertos revertidos (muy deteriorados) había que reconstruirlos y desarrollarlos. Se necesitaba un estímulo para hacerlo relativamente rápido y con montos de inversión significativos. Fue una política apropiada, pero debía ser transitoria, no permanente, que es lo que vemos ahora.

Pero esa etapa y la situación actual no es la misma de esos tiempos. Lo demuestra el alto interés, de las empresas especializadas y con experiencia, en la licitación de Corozal. No se necesita el incentivo.

Además, hay que señalar que la política de exoneraciones es muy sensible y controversial, pues limita los recursos que pueden tener un destino social como opción de asignación. Aplicar esa politica implica que el Estado asigne recursos (por recibir y planificados) para evitar que las empresas de interés estratégico (en este caso los puertos del Canal) tuvieran pérdidas en una etapa inicial de desarrollo. Es decir, se sacrificaron los beneficios (decisión que debían ser sólo por un tiempo) que debería recibir la población, en aras de un interés nacional y de la futura obtención de mayores y variados beneficios para el Estado en el mediano y largo plazo.

¿Hay conciencia de las autoridades sobre el tema?

Muy poca. Son contados los representantes del Ejecutivo y del Legislativo que hablaban y hablan públicamente de ello. Fue importante, aunque ineficaz, el rechazo inicial que hubo en la Asamblea hace meses. Incluso la Comisión Legislativa de Infraestructura y Asuntos del Canal escuchó las peticiones y cuestionamientos de comunidades y organizaciones sociales. Allí estuvimos y pareció que los HD estuvieron interesados en el tema de Corozal y en limitar las exoneraciones de impuestos. Pero a estas alturas creo que casi todos callan y ya no se acuerdan del tema, ya sea por algún interés o por temor a la recriminación de sus colegas partidarios del statu quo. Asimismo, el Ejecutivo y sus miembros, aunque en privado no estén de acuerdo, no cuestionan las propuestas de la ACP, al menos públicamente. En esta semana la ACP entrega los pliegos para la licitación a los interesados y las exoneraciones van a pasar como “por un tubo”, sin objeciones.

Así es que, como también la mayoría de la población está al margen de la información o preocupados de sus intereses inmediatos, presta muy poca atención a lo que ocurre con las políticas públicas, y seguimos en el statu quo.

¿Se ha perdido el sentido de la exoneración de impuestos?

En el caso de los puertos del Canal, totalmente.

En muchos países incluso es fuente de coimas a funcionarios públicos.

¿Esta situación de sobreganancias es sólo panameña?

No.

Por ello hay un movimiento mundial en contra de las exoneraciones de impuestos a las transnacionales.

Uno de sus líderes es el premio Nobel de economía Stiglitz. Denuncian que estas empresas reciben millardos (miles de millones o billions en inglés) por la colusión entre autoridades de gobiernos y de legisladores con las empresas.

Esto no permite disminuir la pobreza en nuestras sociedades, incide directamente en el desarrollo de nuestros países.

Cree que en Panamá se pondrá freno a las decisiones de otorgar exoneraciones al respecto y que Ud. ¿Y otros economistas consideran desatinadas?

Tampoco lo creo. Es muy difícil, tal como está armado el proceso y como ACP logró sortear a las voces opositoras … hubo un intento de algunas diputadas y diputados a finales del año pasado de cambiar los criterios y reglas, pero sin resultados. En el reciente Acto de Informe al País del Presidente en la Asamblea, la diputada Rodríguez criticó y mencionó el polémico proyecto Corozal. Pero a la larga se imponen los criterios de las autoridades que impulsan las exoneraciones, para hacer más atractivos los negocios internacionales, otorgándolas por el interés de ofrecer más ganancias, superiores a las medias en otros países, y, de paso se benefician algunas empresas locales, que no son escogidas al azar ni del montón. Es la ley o regla del sistema imperante. De esto y cosas similares se vio mucho en el gobierno pasado y nada se corrigió, vamos por el mismo camino.

¿Está relacionado el tema de exoneraciones a las empresas que operan en el Canal con el reconocimiento hecho por el Presidente de que beneficios del canal “no permean”?

Ciertamente.

El Presidente Varela reconoció en su discurso del 26 que los beneficios deben verse, ser tangibles para la población, en especial para los más necesitados. Los principales beneficios de la reversión del Canal y áreas aledañas han sido para el Estado en general y para el sector empresarial, que en sus últimas declaraciones públicas tienen fe, entusiasmo y expectativas en que el canal ampliado les traerá muchas oportunidades y negocios muy rentables.

Está por verse si también traerá beneficios concretos para la sociedad engeneral y para los grupos populares. Por ahora, solo hay un ofrecimiento del Presidente y de otras autoridades que sólo tienen 3 años más para cumplir las promesas. El pueblo sólo tiene esperanzas en que la consigna “el canal es de todos” también “permee” para ellos. Las caricaturas que hemos visto en los diarios al respecto, son tremendamente gráficas y críticas de la situación actual.

Las exoneraciones de impuestos impiden que mayores beneficios lleguen a los menos favorecidos de nuestra población. Es una falla del subsistema de políticas públicas y del sistema económico en general.

Arnoldo Videla D. es economista y miembro de la Alianza Estratégica Nacional (AEN)

 

~ ~ ~
Estos anuncios son interactivos. Toque en ellos para seguir a las páginas de web

 

Spanish PayPal button

Tweet

FB esp

para votar

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY