Harrington, Los suplentes cobrarán “legalmente”

0
Asamblea
La Asamblea Nacional. Foto por el Órgano Judicial

Con tales sinverguenzuras, ¡con razón que la OECD nos mantiene en toditas sus listas!

Los suplentes cobrarán “legalmente”

por Kevin Harrington-Shelton

No hay bellaco, donde no hay soquete.

Los padawanes parlamentarios no tienen por qué preocuparse: nuestra Corte Suprema es tan corrupta, que sin bendecirá el pago de sus salarios — “por factores imponderables extra-jurídicos”. Y eso hasta lo consignó –textualmente– como explicación de un fallo irracional sobre otro texto constitucional distinto, que resultaba diáfano para el resto de los mortales (no-interesados) en 1993.

Hoy es similarmente diáfano su artículo 156: “…no podrán ACEPTAR ningún empleo público remunerado”. No dice “COBRAR”. No obstante, un diputado suplente aereó airado un papel que (según él dijera en el Pleno) era un precedente en que la Corte definiría lo que RECIBÍAN en 2011 a título de “gasolina” en la Asamblea no era “salario”, sino “emolumentos”. De ser así, los cínicos de la Corte sin duda aprovecharán para reiterar su propia versión de seguridad jurídica….

Este tipo de bellaquerías propicia la pérdida de confianza en las instituciones.

Recuerda un caso en Inglaterra. A inicios de 2014, la policía anunció que “Se revisan partes noticiosos de cobros ilícitos de prestaciones en la Cámara de los Lores. Podemos confirmar que un varón de 73 años asistió a una convocatoria en una subestación policial del éste de Londres, a ser indagado respecto de una alegación de fraude.” Una presunción de inocencia ausente en los juicios promovidos en los medios –selectivamente– por el presidente Juan Carlos Varela, aunque a ello “obliga” nuestra legislación vigente. El par del reino inglés resultó condenado por algo que, aunque en Panamá no es ilegal, bien podría interesar a nuestros Padres de la Patria. Un tabloide había seguido a Lord Hanningfield, documentando que cobraba las dietas de $500 diariamente, aunque permaneciera pocos minutos en el sitio de trabajo. En Panamá los principales Y los suplentes cobran igual, si se pavean (cosa MUY frecuente).

Nuestra Asamblea tiene un Código de Ética por hacer ver que lo tienen; aunque no compara en lo moral ni en detalle con las 23 páginas digitales del británico, que allá sí se cumple. En poder adquisitivo, allá ganan la tercera parte de lo que perciben los nuestros, no tienen carros exonerados, y su blindaje sólo alcanza lo dicho dentro del Pleno.

Y les podrá interesar, que a los ingleses no los pueden botar jamás, sin la necedad de re-elegirse….

NO COMMENTS

LEAVE A REPLY